Saltear al contenido principal
Administrar Parches Ti

Mejore la Seguridad TI administrando parches

Los parches de seguridad son un cambio realizado en una aplicación o programa con el fin de corregir errores o fallas que causan vulnerabilidades. La aplicación de este tipo de parche evita que se exploten las vulnerabilidades o eliminará o mitigará la capacidad de las amenazas para explotar una vulnerabilidad en un activo.

La aplicación rápida de parches es esencial para una seguridad cibernética efectiva. Cuando se lanza un nuevo parche, los atacantes identificarán rápidamente la vulnerabilidad subyacente en la aplicación y lanzarán malware para explotarla. Si un hacker criminal puede atacar con éxito antes de que el objetivo parchee la vulnerabilidad, existe un alto riesgo de una violación de datos.

El problema en la gestión de parches

Es importante que las organizaciones cuenten con un proceso efectivo de administración de parches. Esto garantiza que todos los parches críticos se apliquen a todos los dispositivos relevantes tan pronto como los parches estén disponibles.

Si bien esto puede parecer una tarea simple, la mayoría de las organizaciones luchan por identificar qué actualizaciones de parches críticos necesitan instalar primero. Por lo tanto, priorizar los despliegues de parches es una parte clave del proceso de gestión. Los dos parches más comunes que deben administrarse son los parches de seguridad y los parches de Service Pack o Feature Pack.

Contar con una estrategia eficaz de gestión de parches puede ser la herramienta más eficaz para proteger a una organización contra vulnerabilidades y ciberataques. La clave es establecer un procedimiento rutinario de gestión de parches, con el objetivo de integrarlo en las operaciones estándar.

Un ciclo de vida eficaz de gestión de parches

En este ciclo o procedimiento, hay seis fases:

  1. Identificación de activos: Identificar con precisión todos los activos de TI y el software instalado en ellos, así como su estado de parche existente, es una tarea compleja. Sin embargo, establecer esta línea de base permite a un equipo de TI realizar cambios en el sistema sin riesgos y permite volver a un estado funcional conocido anterior en caso de un problema.
  2. Disponibilidad de parches: A continuación, se debe revisar la lista actual de parches disponibles, en función de la información obtenida del proceso de identificación de activos. A continuación, se pueden implementar nuevos parches a medida que se publican.
  3. Aplicabilidad: Los parches que se publican no siempre son válidos para todos los dispositivos de una organización. Esto significa que es importante comprobar si una actualización específica es adecuada para los activos específicos que se han implementado.
  4. Adquisición: El siguiente paso es obtener el archivo de parche de actualización de una fuente oficial, así como verificar que el parche sea legítimo, lo que no siempre es fácil. El uso de hashes no es común para los parches relacionados con los sistemas de control.
  5. Validación: Este paso está diseñado para garantizar que la actualización del parche no tenga un impacto negativo en la infraestructura de TI existente. Para validar el parche o la actualización, es necesario utilizar los activos de prueba y seguir las fases de implementación. La validación está destinada a comprobar qué implicaciones podría tener la actualización, que podrían incluir cambios en las directivas de firewall y la configuración del usuario.
  6. Despliegue: El paso final en un proceso efectivo de administración de parches es la implementación de los parches validados en cada dispositivo apropiado. El proceso debe utilizar archivos de actualización, así como instrucciones de instalación para los equipos de TI para garantizar que el proceso se lleve a cabo de manera efectiva y en línea con los requisitos del fabricante.

Al tener un enfoque tan estructurado para la administración de parches, una organización puede estar segura de que su infraestructura de TI está operando al máximo rendimiento y está protegida de todas las vulnerabilidades conocidas. Haga de una revisión completa de su proceso de administración de parches su próxima prioridad.

Herramientas para la gestión de Parches

Las herramientas de gestión de parches son diferentes tipos de software que pueden usarse para los procesos de instalación automatizada de parches. Algunas herramientas son específicas para determinados sistemas operativos, por ejemplo, una solución de Microsoft para gestión de instalación de parches de Windows o software específicamente para la instalación de parches de Linux, Chrome, u otros SO. Otras soluciones de instalación automatizada de parches se diseñan para usarse como parte de un sistema de seguridad completo para garantizar que todas las vulnerabilidades de software estén cubiertas y no pueden comprarse como elementos individuales. Algunas herramientas son fáciles de usar, pero son compatibles solamente con un número limitado de aplicaciones y hay soluciones de gestión de actualizaciones muy potentes que tienen muchas características y pueden usarse para casi todas las clases de instalación automatizada de parches, pero pueden ser muy costosas y difíciles de ejecutar. Tener una idea clara de qué software de gestión de parches necesita es fundamental para elegir la herramienta correcta para el trabajo.

¿Su equipo tiene los recursos, la experiencia y las copias de seguridad recientes necesarias para mantener su negocio en funcionamiento?

Consúltenos hoy sobre nuestras soluciones de seguridad y cómo nuestra solución patch management reduce el riesgo de tener una violación de seguridad y todos los problemas relacionados que conlleva, como robo de datos, pérdida de datos, problemas de reputación o incluso sanciones legales.