Saltear al contenido principal
Ventajas Saas

¿Qué servicio de computación en la nube sería el más adecuado para una organización con pocos conocimientos técnicos?

El software como servicio (SaaS) permite a una empresa alojar una aplicación a través de un proveedor de nube. Ideal para empresas pequeñas y medianas empresas, ya que el proveedor de la nube administra el acceso a la aplicación y mantiene la aplicación. La aplicación puede ser utilizada por cualquier dispositivo autorizado con conexión a Internet.

Ventajas y desventajas del Software como Servicio (SaaS)

Antes de optar por la tecnología SAAS, debe conocer sus ventajas y desventajas a fin de optar por una mejor decisión. El software como servicio, también conocido como SaaS o software bajo demanda, es una forma de entregar aplicaciones de software al usuario final a través de Internet. SaaS puede proporcionar grandes ventajas para la mayoría de las empresas, principalmente en costos y flexibilidad. Sin embargo, las desventajas de SaaS (como la falta de control) son considerables y no deben ignorarse.

¿Qué es el software como servicio (SaaS)?

SaaS es un modelo de licencia y entrega de software en el que el software es:

  • con licencia sobre una base de suscripción, generalmente mensual o anualmente.
  • alojado centralmente en la nube.
  • se accede a través de un navegador a través de una conexión a internet.

SaaS es una alternativa a las instalaciones de software tradicionales en las instalaciones. Se ha convertido en un método común para entregar muchas aplicaciones empresariales, que incluyen:

  • software de oficina y comunicación
  • programas de nómina y contabilidad
  • software de gestión de relaciones con los clientes
  • Software de gestión de RRHH
  • programas de planificación de recursos empresariales
  • suites de gestión del rendimiento corporativo
  • aplicaciones móviles

Ejemplos:

Ventajas de SaaS

SaaS ofrece muchas ventajas potenciales sobre los modelos tradicionales de instalación de software empresarial, que incluyen:

  • Menor costo inicial: SaaS generalmente se basa en suscripciones y no tiene tarifas de licencia iniciales, lo que resulta en costos iniciales más bajos. El proveedor de SaaS administra la infraestructura de TI que ejecuta el software, lo que reduce las tarifas por el mantenimiento de hardware y software.
  • Configuración e implementación rápidas: la aplicación SaaS ya está instalada y configurada en la nube. Esto minimiza los retrasos comunes resultantes de la implementación de software tradicional a menudo prolongada.
  • Actualizaciones fáciles: los proveedores de SaaS se ocupan de las actualizaciones de hardware y software, implementando actualizaciones de forma centralizada en las aplicaciones alojadas y eliminando esta carga de trabajo y responsabilidad de usted.
  • Accesibilidad: todo lo que necesita para acceder a una aplicación SaaS es un navegador y una conexión a Internet. Esto generalmente está disponible en una amplia gama de dispositivos y desde cualquier parte del mundo, lo que hace que SaaS sea más accesible que la instalación de software empresarial tradicional.
  • Escalabilidad: los proveedores de SaaS generalmente ofrecen muchas opciones de suscripción y flexibilidad para cambiar las suscripciones cuando sea necesario, por ejemplo, cuando su negocio crece o más usuarios necesitan acceder al servicio.

SaaS, y más ampliamente la computación en la nube, puede ayudarlo a aprovechar al máximo un presupuesto de TI limitado al tiempo que le brinda acceso a la última tecnología y soporte profesional. Sin embargo, debe considerar algunas desventajas potenciales antes de tomar una decisión final.

Desventajas de SaaS

El modelo SaaS a veces tiene ciertas deficiencias, que incluyen:

  • Falta de control: la aplicación de software interna brinda a las empresas un mayor grado de control que las soluciones alojadas donde el control reside en un tercero. Por lo general, todos tienen que usar la última versión de la aplicación de software y no pueden aplazar las actualizaciones o los cambios en las características.
  • Preocupaciones de seguridad y datos: la gestión del acceso y la privacidad de la información confidencial es una consideración importante en torno a la nube y los servicios alojados.
  • Gama limitada de aplicaciones: si bien SaaS se está volviendo más popular, todavía hay muchas aplicaciones que no ofrecen una plataforma alojada.
  • Requisito de conectividad: dado que el modelo SaaS se basa en la entrega web, si su servicio de Internet falla, perderá el acceso a su software o datos.
  • Rendimiento: SaaS puede ejecutarse a velocidades algo más lentas que las aplicaciones cliente o servidor locales, por lo que vale la pena tener en cuenta el rendimiento de su software no está alojado en una máquina local.

Si deseas conocer cuál es la solución Saas adecuada para tu empresa, contáctanos ahora.